La UE y la OIM apoyan la demarcación de la frontera Belarús-Ucrania y la seguridad en la misma

Posted: 
02/15/19
Themes: 
Integrated Border Management, Migrant Assistance

Minsk/Kyiv – La frontera que comparten Belarús y Ucrania, la cual incluye los pantanos y bosques de la zona contaminada por el desastre nuclear de Chernobyl, será totalmente demarcada y mejorada gracias a una nueva iniciativa entre la OIM y la Unión Europea.

El proyecto por 6.7 millones de euros fue anunciado en Minsk esta semana y el mismo brindará apoyo al proceso de demarcación de la frontera, mejoramiento de la infraestructura en los puntos de cruce y fortalecimiento de la cooperación bilateral y de la coordinación entre ambos países.

La demarcación de la frontera de 1.084 km. ha estado pendiente por más de 20 años, desde que Minsk y Kyiv suscribieron un Tratado sobre Fronteras entre Estados en 1997. Hasta ahora, unos 784 km fueron marcados con señales fronterizas temporarias, en tanto que un tercio del límite aún sigue sin ninguna señalización física.

La Delegación de la Unión Europea en Belarús, asistida por expertos de la OIM, procurará una amplia gama de bienes que son necesarios para los trabajos de demarcación que se realizarán en la frontera entre Belarús y Ucrania, tales como vehículos, detectores de radiación, equipo de construcción, señales para fronteras y boyas, otras herramientas y maquinarias importantes.

“La demarcación de fronteras parecería ser un proceso puramente técnico logrado mediante la implementación de los acuerdos que ya hemos suscripto tanto a nivel político como legislativo; sin embargo, al no haber una frontera demarcada con claridad, esto contribuye a que la frontera entre Belarús y Ucrania esté en situación de vulnerabilidad y no hay que olvidar que se trata de la frontera este de la Unión Europea”, dijo Outa Hermalahti, Encargado de Proyecto de la Delegación de la UE en Belarús. “Esta situación crea las condiciones propicias para que prospere en esa zona el crimen transnacional, tales como por ejemplo el tráfico de drogas, de armas y el tráfico de migrantes”.

Además del apoyo para la demarcación fronteriza, una nueva estación de rayos X será instalada en el punto de cruce fronterizo de Novaya Huta, con el fin de mitigar los riesgos de movimientos transfronterizos ilegales. Novaya Huta en Belarús, y Novi Yarylovychi en Ucrania, son los puntos de cruces fronterizo adyacentes de mayor actividad en la zona, y una parte del Corredor de Transporte Paneuropeo Helsinki–Alexandroupolis.

La información obtenida por las autoridades aduaneras de Belarús por medio del nuevo complejo de rayos X será compartida con los colegas ucranianos usando el sistema electrónico ya existente para compartir información previa a la llegada (PRINEX), el cual fue lanzado en ocasión de un proyecto anterior de la UE y la OIM.

La UE y la OIM facilitarán también el desarrollo de una aplicación móvil especializada, la cual les permitirá a los viajeros que sigan la situación en la frontera y que obtengan información sobre los procedimientos para el cruce.

Para mayor información por favor contactar:

Olga Borzenkova en la OIM Belarús, Tel: +375 17 288 27 42, E-mail: oborzenkova@iom.int

Varvara Zhluktenko en la OIM Ucrania, Tel: +38 044 568 50 15, E-mail: vzhluktenko@iom.int

  • El viaje en auto desde Kyiv a Minsk a través del punto de cruce fronterizo de “Novi Yarilovychi”, en Ucrania (en la fotografía) y el de “Novaya Huta”, en Belarús, se verá facilitado por el nuevo proyecto de la OIM. Foto: IOM.

  • IOM Reporter: Outa Hermalahti