América del Sur

Oficina Regional de la OIM para América del Sur

La Oficina Regional (OR) de la OIM para América del Sur fue creada en Julio del 2011 y está basada en Buenos Aires, Argentina. Anteriormente, existía la Misión con Funciones Regionales (MRF por sus siglas en inglés) para el Cono Sur.

La OR Buenos Aires apoya, a través de sus diferentes misiones en los países de la región, los esfuerzos de los gobiernos en el desarrollo de sus políticas y otras áreas de la temática migratoria en respuesta a las necesidades de las personas migrantes.

Asimismo, la OR Buenos Aires apoya y orienta las actividades ejecutadas por las misiones de la OIM en la región.

El contexto migratorio en América del Sur

Tradicionalmente, la dinámica migratoria en América del Sur estuvo marcada por patrones intrarregionales y extrarregionales. En los últimos años, la migración intrarregional ha venido intensificándose y, hoy por hoy, es la tendencia que predomina.

Estos movimientos intrarregionales tienen por destino, principalmente, los países del Cono Sur. Entre estos, Argentina, Chile y Brasil son los que atraen a los números más significativos de migrantes de la región, procedentes la mayoría de estos de los países andinos y Paraguay. Las disparidades en las oportunidades económicas y laborales continúan siendo los factores que motorizan estos procesos migratorios.

Otro patrón migratorio es la emigración de nacionales de América del Sur a América del Norte (Estados Unidos y Canadá) y Europa (principalmente España e Italia).

El tercer patrón de migración es la inmigración extrarregional. En los últimos años, el número de personas procedentes de otras regiones que se asientan en América del Sur se ha incrementado significativamente. Así pues, la inmigración de nacionales de ciertos países de África, Asia, América del Norte, América Central, el Caribe y Europa ha ido en aumento.

Por último, América del Sur recibe un importante número de retornados de los países desarrollados. Esta es probablemente la consecuencia de la crisis laboral y de los sistemas de protección social que afecta desde hace algunos años a los principales países europeos de destino. Varios gobiernos de la región tienen programas de retorno que incluyen el apoyo para el regreso y la reintegración de sus nacionales.

Igualmente, la trata de personas y el tráfico de migrantes son problemáticas que siguen afectando a los países de la región.