Conferencia Regional sobre Migración

Date Publish: 
Viernes, Mayo 21, 2010 - 03:27
Speaker: 
Sra. Laura Thompson, Directora General Adjunta de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
Location: 
Tapachula, México

Excelentísima señora Presidenta,

Distinguidos delegados y delegadas

Señoras y señores

Es un gran honor participar en esta decimoquinta Conferencia Regional sobre Migración.  Mi intervención me es particularmente grata pues me permite celebrar con ustedes los primeros quince años de esta conferencia,  que ha logrado constituirse en uno de los procesos regionales de consulta en materia migratoria más exitoso, consolidado y fructífero.

En este sentido, la CRM es hoy en día un referente para otros procesos al mantenerse a la vanguardia como espacio para la discusión y la toma de decisiones y acciones regionales en materia migratoria.

A nivel personal, esta CRM me resulta también muy especial. Como muchos saben, es la primera vez que participo en la conferencia en mi carácter de Directora General Adjunta, cargo que asumí desde septiembre del año pasado. Siempre es un gusto regresar a esta región de la que soy originaria y a favor de la cual he trabajado durante buena parte de mi vida.

Al haber adoptado la temática “Migración y Familia”, la conferencia adquiere un enfoque que resalta el carácter eminentemente humano que la migración tiene. El reto que plantea esta conferencia es el de poner a los migrantes y a sus familiares al centro de toda política pública en materia migratoria. Este es también un reto prioritario, siempre presente, en el trabajo de la OIM. 

En este sentido, compartimos con ustedes el interés por avanzar en el diálogo y en la toma de acciones que contribuyan a minimizar los impactos negativos que la migración puede tener sobre las relaciones familiares. En este particular al igual que ustedes, nuestra Organización tiene entre sus principales objetivos promover la reunificación familiar; facilitar el retorno y la reintegración de los niños, niñas y adolescentes no acompañados así como estudiar con mayor profundidad las implicaciones que la migración tiene para los migrantes y sus familiares y en especial para las mujeres y las niñas. Para alcanzar estos objetivos que compartimos es de vital importancia seguir consolidando y avanzando en acciones conjuntas como el Fondo para el Retorno de Migrantes Vulnerables de la CRM, el cual es administrado por la OIM y que ha asistido con éxito a más de 600 migrantes vulnerables de la región.

Nuestro interés de promover el respeto de los derechos fundamentales de los y las migrantes, ha sido una de las principales razones del involucramiento de la OIM con el ACNUR y la OEA en la organización de la “Conferencia Regional sobre Migraciones Mixtas en las Américas'', realizada en San José el pasado mes de noviembre. Durante esta reunión tuve el gusto de encabezar la delegación participante de la OIM.

Precisamente atendiendo una solicitud de apoyo realizada durante la última CRM y reiterada en San José; hemos iniciado en conjunto con el ACNUR la elaboración de un diagnóstico que arrojará más y mejor información sobre los flujos de personas migrantes extracontinentales provenientes de Asia y África que transitan por la región y que en su mayoría tienen como objetivo llegar a los Estados Unidos o Canadá.

Cabe recordar, que los flujos de migrantes extracontinentales irregulares, principalmente de asiáticos, no son nuevos en esta región. Estos se han presentando esporádicamente desde los años ochenta. Incluso, como muchos de ustedes recordarán, uno de los temas que vio nacer el Proceso Puebla fue cómo gestionar estos flujos que en aquella época provenían de China, la India y Pakistán.

La OIM, al igual que ustedes, reconoce los enormes desafíos que la gestión de estos flujos plantea para las autoridades de la región. Estos desafíos son particularmente importantes en el caso de los flujos provenientes de África, pues por lo general las autoridades de la región no conocen sus principales características y necesidades. Además hay poco contacto con los países de origen y en muchos casos se carece de representaciones diplomáticas de estas naciones en la región.

Partiendo de nuestra experiencia, es prioritario tomar acciones para mejorar el conocimiento de estos flujos, determinar las necesidades en protección y asistencia; proporcionar asistencia y protección cuando lo necesiten; promover la coordinación con las autoridades de los países de origen y facilitar el retorno voluntario asistido cuando éste sea posible. La OIM tiene valiosas experiencias en Europa, África y Medio Oriente en esas áreas y contamos además con una serie de oficinas en Asia y África, así como con vínculos estrechos con los países de origen. La OIM pone a su disposición su experticia y capacidades, así como su red de oficinas, a la vez que reconoce que los Estados deben encontrar las mejores respuestas para encarar los desafíos que la gestión de estos flujos les plantea.

Otro tema de creciente interés en la región es el de los flujos migratorios laborales sur-sur.  El surgimiento de nuevos polos de atracción de trabajadores migrantes en Panamá, Costa Rica, El Salvador, Belice, el sur de México, y República Dominicana, ha modificado, especialmente en los últimos cuatro años, los patrones migratorios laborales en la región. Sólo en los países de Centroamérica hay por lo menos 600,000 migrantes cuyo país de origen también está en vías de desarrollo. Este cambio ha evidenciado la necesidad de encontrar soluciones para la gestión de estos flujos que son cada vez más importantes y que, todo indica, serán de larga duración.

Consciente de esta realidad la OIM ha venido apoyando el análisis de esta temática. Para ello, se ha establecido una alianza estratégica con los Ministerios de Trabajo de Centroamérica y República Dominicana, gracias a la cual se está elaborando una propuesta de investigación de gran escala sobre migración laboral sur-sur en la región, cuyos resultados serán próximamente compartidos con ustedes. De igual manera la OIM reitera su disposición a apoyar técnica y financieramente la iniciativa de República Dominicana y Canadá de realizar, en el marco de la CRM, un taller sobre migración laboral sur–sur.

El grado de profundización del diálogo en materia de migración laboral a lo interno de la CRM, así como el grado de involucramiento de los Ministerios de Trabajo en la CRM, son interrogantes que eventualmente esta Conferencia habrá de plantearse.

No quiero terminar mi intervención sin reiterarles el firme interés y compromiso de la OIM por apoyarles de manera decidida en la implementación de las estrategias y acciones que ustedes definan y que nos ayuden a cumplir nuestros objetivos comunes para:

  • Garantizar una gestión ordenada y humana de la migración.
  • Promover la cooperación internacional sobre las cuestiones migratorias.
  • Encontrar soluciones prácticas a los problemas migratorios y
  • Proporcionar asistencia humanitaria a las y los migrantes que lo necesitan

Quisiera enfatizar que el Director General de la OIM y mi persona como Directora General Adjunta, tenemos la firme intención de llevar adelante estas acciones en un marco de cooperación con los países de la Conferencia; con nuestros socios del ACNUR, la CEPAL y otras agencias de Naciones Unidas, así como con la OEA, la SEGIB y otros organismos regionales, y de la misma manera con las Organizaciones de la Sociedad Civil.

Permítanme finalmente expresarles mi felicitación a nombre de la OIM por las importantes iniciativas logradas en estos quince años. Espero que esta Conferencia continúe siendo como ha sido hasta ahora, un modelo de diálogo regional y terreno fértil para la formulación y divulgación de buenas prácticas para hacer frente a los desafíos presentes y futuros que plantea una de las regiones más complejas y diversas en materia migratoria; objetivo para el cual desde ya les ofrezco mi más comprometido apoyo personal.

No puedo despedirme sin agradecer y felicitar muy especialmente a nuestros anfitriones de la Presidencia Pro-Tempore. México y el pueblo chiapaneco nos han hecho sentir a todos como en nuestra casa, con su habitual hospitalidad.

Muchas gracias.